Etapas y fases del microblading: cuidado y evolución día a día

microblading día a día

El microblading es una técnica de maquillaje permanente que consiste en tatuar finas líneas de pigmento en la piel para dar forma y color a las cejas. Aunque puede ser una opción atractiva para aquellos que desean tener cejas más definidas sin tener que aplicar maquillaje diariamente, es importante llevar a cabo un proceso de cuidado y seguimiento adecuado durante el día a día para asegurar una cicatrización sana y evitar posibles complicaciones.

Índice
  1. Preparación antes del microblading
  2. Los primeros días después del microblading
  3. Fases a los 3 días y a los 15 días después del microblading
  4. Efectos secundarios y complicaciones del microblading

Preparación antes del microblading

Antes de realizar el microblading es importante preparar la piel, evitando el consumo de alcohol y productos que contengan ácido acetilsalicílico, así como depilarse las cejas con cera o hilo. Además, es recomendable evitar exponerse al sol y sudor durante los primeros días después del procedimiento.

Los primeros días después del microblading

Durante los primeros días después del microblading, es normal experimentar enrojecimiento, hinchazón y picazón en la zona tratada. Es importante aplicar cremas hidratantes y protectoras para evitar la deshidratación de la piel y mantenerla húmeda. También es recomendable evitar rascarse o frotar las cejas para no dañar la piel y permitir una cicatrización adecuada.

Fases a los 3 días y a los 15 días después del microblading

Aproximadamente a los 3 días después del microblading, la piel comenzará a descamar y el color del pigmento puede verse más oscuro de lo esperado. Esto es normal y se debe a la capa superior de piel que se está regenerando. A los 15 días, el color del pigmento debería haberse aclarado y el proceso de cicatrización estará completado en su mayoría.

Fases a los 20 días y después de un año después del microblading A los 20 días después del microblading, es recomendable realizar un retoque para asegurar un color y forma óptimos en las cejas.

Es importante recordar que el microblading es una técnica de maquillaje permanente y, como tal, el color del pigmento elegido tendrá un impacto a largo plazo en el aspecto de tus cejas. Por lo tanto, es importante tomar una decisión informada y considerar todos estos factores antes de proceder con el microblading.

Con el paso del tiempo, es normal que el color del pigmento del microblading se vaya aclarando y debilitando, por lo que es recomendable realizar retoques cada aproximadamente un año para mantener un aspecto natural y satisfactorio en tus cejas.

Es importante tener en cuenta que, aunque el microblading es una técnica segura y efectiva, es posible experimentar algunos efectos secundarios o complicaciones, como infecciones, reacciones alérgicas o cambios en el color del pigmento.

Por lo tanto, es importante realizar el procedimiento en un estudio de confianza y seguir las instrucciones de cuidado y retoque del profesional que realiza el microblading.

Efectos secundarios y complicaciones del microblading

Aunque el microblading es una técnica segura y efectiva, es posible experimentar algunos efectos secundarios o complicaciones, como infecciones, reacciones alérgicas o cambios en el color del pigmento. Por lo tanto, es importante realizar el procedimiento en un estudio de confianza y seguir las instrucciones de cuidado y retoque del profesional que realiza el microblading para minimizar el riesgo de estos efectos secundarios.

Algunas de las complicaciones más comunes del microblading incluyen infecciones, que pueden ocurrir si la técnica no se realiza en un entorno aséptico o si no se siguen las medidas de cuidado adecuadas después del procedimiento.

Las reacciones alérgicas también son una posible complicación del microblading, especialmente si se utiliza un pigmento que no es adecuado para la piel o si se presenta una reacción a la anestesia local. Los cambios en el color del pigmento también pueden ocurrir, ya que el cuerpo puede rechazar el pigmento o puede haber un cambio en el tono debido a la exposición al sol o otros factores ambientales.

En general, es importante realizar el microblading en un estudio de confianza y seguir las instrucciones de cuidado y retoque del profesional para minimizar el riesgo de complicaciones. Si experimentas cualquier síntoma inusual después del procedimiento, como fiebre, dolor intenso o síntomas de infección, es importante contactar a tu profesional o a un médico inmediatamente.

Dr.Microblading

Somos un grupo de profesionales dedicados al microblading y micropigmentación, nos encanta tenerte aquí de visita, espero sea parte de nuestra familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Al utilizar nuestro sitio, aceptas el uso de cookies de acuerdo con nuestra política de privacidad. Si tienes alguna duda, no dudes en contactarnos. Más información